Frases sueltas


yes-941500_1280

(Una parte de la sociedad) no se cansa de decir que no está ni con unos ni con otros -frase del momento- y se distrae con las golosinas del mercado y el carpe diem. No sabe en lo que cree o no cree en lo que sabe. Tiene miedo de pasar por fanática por sólo ser favorable, aunque sea un poco, a algo como la ley democrática, factor de aglutinación de lo diverso y vacuna, precisamente, contra el fanatismo

(Manuel Hidalgo en El Mundo, hoy)

Anuncios

Músicamadera


Un interesante experimento con rodajas de madera de distintos árboles, cuyos surcos cronológicos son traducidos a música siguiendo una regla, que el autor del experimento, Bartholomäus Traubeck, explica aquí:

A tree’s year rings are analysed for their strength, thickness and rate of growth. This data serves as basis for a generative process that outputs piano music. It is mapped to a scale which is again defined by the overall appearance of the wood (ranging from dark to light and from strong texture to light texture). The foundation for the music is certainly found in the defined ruleset of programming and hardware setup, but the data acquired from every tree interprets this ruleset very differently.

El caso es que el producto me recuerda mucho el sonido de algunas de las piezas minimalistas de Arvo Pärt. Especialmente la que es interpretada por el fresno, que me recuerda a Fur Alina 1976.

En este enlace, en el website del autor, podemos escuchar la misma “regla” interpretada por varios árboles, aliso, roble, arce, etc. Pinchad en el reproductor (scroll abajo) y escucharéis siete piezas, cada una a cargo de un árbol distinto.

A mi me parece que se puede apreciar algo de la “cualidad” de cada uno: el fresno tiene fuerza, el arce es más tenue, el aliso más ligero… A Mujerárbol le ha encantado.

Que quede claro… pero muy claro


Lo escribió un amigo, y es necesario recordarlo en estos momentos.

Me sacaron de unas amorosas entrañas y me depositaron sobre una tierra dorada por el sol. Gentes del color de la aceituna se acercaban a mi cuna, y la saliva que su boca segregaba al ver a un niño pequeño, apaciguaba la sequía eterna de aquella tierra.

Ahora pretenden desgajar lo que nos unía porque la bulería, el fandango, el quejío y el cante jondo no tienen cabida en el ritmo monótomo de una sardana. El cordón umbilical que me unía a mi madre fue cortado para que yo fuera otro ser, otra creatura, otra imágen y otra vida; pero los lazos que me unían a ella, y los que me unen, no hay idioma ni cultura que pueda romperlos. El amor es tan fuerte como la muerte. Después se abrieron las mismas entrañas para seguir dando vida, más vida, otras cuatro vidas. Unidas por una misma procedencia, un mismo beso, un mismo gesto de entrega en el amor.

¿Y tú quién eres para poner barreras a esta unidad?

Te odio, sí te odio; porque pretendes romper mi España. Porque maldices el lugar donde mi madre abrió para mí y mis hermanos sus entrañas.

(Antonio Delgado Chamorro)

Origen: Que quede claro…

Coinsidensias


Estaba ojeando la página de “Un poco de Ciencia por favor“, que generalmente a altas horas de la noche, trae  a Facebook noticias acerca de distintos campos de la Ciencia, algunos de los cuales me gusta mucho conocer, astronomía sobre todo.

Esta vez era una historia sobre una de las primeras máquinas computadoras, una calculadora de trayectorias de artillería, que estuvo en funcionamiento en los EE.UU en los años de la Segunda Guerra Mundial. Un camajuste más grande que mi casa, que tenía poco que ver con los actuales ordenadores, algo así como su bisabuelo. Eso sí, terriblemente útil en su momento.

Ellas y el camajuste (Fuente: mujeresconciencia)

Bueno: resultaba que las encargadas de conectar y establecer los programas del computador mediante conexiones eran mujeres, todas ellas escogidas por sus conocimientos de  matematicas (“computers”) y contratadas por el ejercito americano en aquellos días de tanta necesidad de mano de obra. Sus nombres y trayectorias, vitales y profesionales, se explican en esta página.

Como ya había leído sobre otras computers anteriores (astronomía de principio del siglo XX) me llamó la atención el concepto de su trabajo.

Miren vds. mi ojo fue derechito a una que tenía un apellido sonoro, McNulty (mac an Ultaigh: “descendiente de uno del Ulster”). Mi ojo irlandés sigue jugándome estas pasadas para descubrir cosas curiosas.

¡Y tan sonoro que era el nombre, y tan Ulaid! 

Resulta que la señora Mc Nulty era hablante nativa de gaélico (era de Donegal), y que a lo largo de su vida conservó el idioma a través de las oraciones aprendidas en la infancia.

Kay McNulty Mauchly Antonelli
Kay McNulty, Photo by Zebbie, 1945. Wikimedia Commons.
En cuanto al currículum de esta mujer -Kathleen Rita McNulty Maulchy Antonelli, los dos ultimos son apellidos de casada- y su trabajo en el ENIAC  es asombroso, aunque ella pensó, y así lo declaraba, que su preparación matemática no alcanzaría para el trabajo que le fue encomendado.

Una, que hace sumas a la cuenta de la vieja y no sabe calcular un tanto por ciento sin una calculadora, se quitaría el cráneo ante esta emigrante irlandesa.

«O se restaura ya Santullano, o tendremos que pegar fotos con celo donde antes había pinturas murales»


No sé si esto lo había traído ya al blogo, o se me había quedado en el bolsillo (Pocket) desde principios de año. Despistá que soy. Es una estupenda entrevista al historiador del arte Lorenzo Arias, que habla sobre los problemas historiográficos y materiales del prerrománico asturiano.

Estado de la Cámara Santa de Oviedo después de su voladura. Foto cortesía Cristina Párbole.

Como he estado viendo el asombroso Santullano y otros restos del estilo, pues viene al pelo…

Estupenda entrevista de La Voz de Asturias. Interesante todo lo que cuenta y también cómo las investigaciones valiosas se van a la porra por “no recuerdo ya por qué”.

Pesimismo, también para mí y mucho más ahora que dicen que se cierra el mejor Departamento de Historia Medieval de España, el de la Complutense. Bueno: ya mi alma mater es la UCD Dublin, Early Irish Dept. Celtic Studies (que ya tampoco existen). Pero no dejo de derramar la lagrimita, porque ahí hubo excelentes profesores y de él salimos algunos entusiastas de la realidad histórica del mundo medieval.

Hala, leerlo entero. Entrevista a Lorenzo Arias en La Voz de Asturias, 5/3/2017.

Origen: «O se restaura ya Santullano, o tendremos que pegar fotos con celo donde antes había pinturas murales»

Patitas desmayás


Del románico que vimos en nuestro viaje, me interesó muchísimo la decoración de los capiteles de S. Juan de Amandi.

By Ángel M. Felicísimo from Mérida, España (San Juan de Amandi) [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons
Es un edificio excepcional precisamente pr la escultura de su cabecera, profusamente decorada por un equipo de los primeros artesanos plenamente románicos llegados a esta parte de Asturias. Información histórico-artística sobre la Iglesia se encuentra aquí y tecleando su nombre en Google es fácil de hallar.

Normalmente una de las cosas que llaman la atención en el románico es el tratamiento de las escenas de la vida cotidiana: los campesinos trabajando, los motivos estereotipados (ejemplo: despedida de caballero, justa/combate, etc.), la sátira implícita en algún capitel “de interpretación dudosa”, los canes “eróticos” que no dejan de ser otra sátira, sátira satírica en este caso…

En este pequeño mosáico tenemos a un jabalí comiendo bellotas y a alguien que quiere presumir, por todo lo alto. De este último los ignoramos casi todo, menos su exhibicionismo (o que estaba muy harto, como tantos españoles de hoy día, aunque puede que él fuera francés…).

Pero del bellotoso y del bicho que le persigue, casi podemos deducir que se trata de una broma con objetivo que lleva nombre y apellidos, a menos que hubiera una canción (hoy perdida) del cazador “cazado” (pues la caza, sin duda, se organiza con toda la pompa y circunstancia en el capitel anterior, véase el conjunto) por un cochino que come bellotas. A mi me recuerda un chiste, y también que en el calendario estacional del medievo, el mes corriente, Octubre, se representa con un cochino comiendo bellotas.

Pero como soy dibujadora, me llama mucho la atención el que se haga escultura con un sentido tan “de cómic”, o sea humorístico (humano) de lo que es realmente serio. Seguir leyendo “Patitas desmayás”

FUEGO CON NIEVE: Un poema


Photo by Anton Sulsky on Unsplash

 

Se acerca el Primero de Noviembre.

Como nunca me han gustado las fantochadas de “jarlogüin”, ni ya tampoco las imposturas del samhain esmirriau, prefiero recordar a mis muertos (los de cerca o de menos cerca) y este poema de Antonio Rivero Taravillo, en el que los árboles son tan protagonistas como los que están debajo de sus raíces.

Leerlo en el enlace: FUEGO CON NIEVE: Un poema