La oración irlandesa por los náufragos de la Armada – La Armada Invencible


Un pequeño homenaje, una oración y flores en el mar… No está nada mal.

Mujerárbol ha dejado un comentario entre todos los demás.

Ojala la oración sirviera para ver lo que nos une (no ya con Irlanda, sino con los que están más cercanos) y lo peligroso que es el mar de los odios y las revanchas.

Pero que ese homenaje pequeñito a los nuestros lo haga Irlanda, es un honor.

Erinn go bráth!

 

Origen: La oración irlandesa por los náufragos de la Armada – La Armada Invencible

Restos de la celda de S. Columcille fueron descubiertos en Iona – BBC News


El dibujo me gusta mucho.

La noticia también, aunque tiene la tristeza de la Arqueología de campo: “hemos encontrado ésto, quizá…”

Por cierto, la celda sería de zarzo, no de madera trabada (wattle dice el texto de la noticia). Un detalle para los que gustamos de la visualización…

Leer las minucias del hallazgo, hecho hace varios años ya.

“Los Arqueólogos creen haber identificado los restos de la celda de madera del santo en el s. VI en Iona”.

Origen: Scientists uncover St Columba’s cell on Iona – BBC News

Vagueando


Llevo ya un tiempo que ni posteo ni nada en Mujerárbol. No quiero ni pensar en el otro blog en el que colaboro…

Padezco esa depresión extraña que da a los que han terminado una novela y quieren seguir escribiendo, porque si no se les caen las manos. Una amiga que escribe dice que es “depresión post parto”.  Y sí.  Lo es.

Los proyectos que me bullen en la cabeza y los dedos aun tardarán mucho en ir tomando cuerpo (de hecho son un poco espirituales) y, mientras deseo alguna clase de vacaciones (no necesariamente de playa y siesta) sigo retocando acá y allá, haciendo listas de posibles concursos/editores y escribiendo relatillos en un grupo privado de FB y en otros sitios.

Y leyendo más que antes, hasta el punto de que he tenido que ponerme un bloqueador de entrada a FB  para no perder el tiempo en meandros, aunque algunos meandros, la verdad, tienen cosas interesantes.

Así, he descubierto un estupendo cuentista; una obra de ensayo bien fundamentada, amena y mediática y un clásico de la antropología que se va a reeditar… bhuel… y he enlazado o resumido posts y entradas de personas que creo merecen la pena.

Esto es lo que yo llamo “vaguería”. >:D


IMG_0955

No se puede funcionar con la delación continua, con la proliferación de sicofantes, de denunciantes profesionales. Nadie está a salvo, la corrección política se ha cargado la libre expresión en el ágora, en la ciudad. Esto está todo lleno de sicofantes, de denunciadores de incorrecciones, y así se hundió la democracia griega.

(Jon Juaristi, entrevista hoy, recopilada en La Fundación para La Libertad). Imprescindible.


 

LLUVIAS

Ocurre así
la lluvia
comienza un pausado silabeo
en los lindos claros de bosque
donde el sol trisca y va juntando
las lentas sílabas y entonces
suelta la cantinela

así principian esas lluvias inmemoriales
de voz quejumbrosa
que hablan de edades primitivas
y arrullan generaciones
y siguen narrando catástrofes
y glorias
y poderosas germinaciones
cataclismos
diluvios
hundimientos de pueblos y razas
de ciudades
lluvias que vienen del fondo de milenios
con sus insidiosas canciones
su palabra germinal que hechiza y envuelve
y sus fluidas rejas innumerables
que pueden ser prisiones
o arpas
o liras

pero de pronto
se vuelven risueñas y esbeltas
danzan
pueblan la tierra de hojas grandes
lujosas
de flores
y de una alegría menuda y tierna

con palabra húmedas
embaidoras
nos hablan de países maravillosos
y de que los ríos bajan del cielo

olvidamos su treno
y las amamos entonces porque son dóciles
y nos ayudan
y fertilizan la ancha tierra
la tierra negra
y verde
y dorada.

 

Aurelio Arturo, poeta colombiano.

En este poema que viene de tan lejos, hay muchas de las cosas por las que una echa de menos las lluvias. Muy de menos.