Desiertos que hay que pasar


Pisando estrellas

He pasado un catarro de los más aplastantes de estos tiempos.

Supongo que la cepa catarreril de la España está cambiando con nuevas aportaciones. De momento, acabé con el antibiótico y sigo aspirando vahos de eucalipto. Hacer marcha nórdica (en compañía de otros) es imposible con el gargajeo y es incompatible llevar bastones y tener que sonarse los mocos cada minuto. Hoy (por ayer) he caminado sola, porque no quiero perderme los colores de otoño de este pueblo… La foto creo que lo dice casi todo.

Tampoco la cabeza se asienta para escribir. Lo he intentado, pero no. Todo lo que consigo me parece farfolla y farfullo, ¡blah! Imaginación y “arte” los tengo en barbecho.

A lo más, escucho música…

Anuncios

¿Libros contra videojuegos?


Me apunto a la última frase, melancólica, como otoñal.

Qué inmensa fortuna, al fin y al cabo, haber nacido en una época y en un lugar del planeta en los que podemos elegir entre tan diversas formas de placer.

(Lean entero este artículo de El Español, por David Jiménez Torres)

En retrospectiva, lo que sucedió en Madrid el pasado fin de semana parece diseñado por algún apocalíptico de la cultura. En la capital coincidieron dos grandes eventos: el Festival Eñe -uno de los festivales literarios más importantes del año- y el Madrid Games Week -una gigantesca feria de videojuegos-.

Origen: ¿Libros contra videojuegos?

Moquero


Aproximadamente

Llevo unos cuantos días sin postear, pero no sin dejar de escribir en las otras webs donde tengo contenidos relativos a mi libro. No asustarse (que diría Lola Flores) es que tengo un catarrazo de aqui te espero.

He terminado ya el curso sobre el Libro de Kells y solo espero mejorar un poco de ánimo para subir a Cantabria a mirar pasar las olas y llevar a cabo una acción de promo de la novela -es pronto aun para desvelar cuál.

A los visitantes y asíduos os recuerdo que podéis daros una vuelta por mi web de autor para comprobar si hay nuevos contenidos en el blog de la novela (que los hay), o para animaros a comprar un ejemplar físico del libro a los que no lo tengáis.

Mientras tanto… Pásame el moquero, Pepeluí.

Algo se menea


Bueno, voy rellenando mi agenda de fechitas para la presentación de mi libro en distintos lugares.

Ya iré avisando con tiempo por este blog y por la web del libro. La primera será en Aranjuez. La segunda en Madrid, si todo va como espero, en un sitio céntrico y bonito.

Mientras tanto, hay que hacer carteles, amarrar fechas y… seguir vendiendo.