Etiqueta: música

Tecnología para oír el eco de Hagia Sophía.


La tecnología para lograr estas grabaciones se explica en este artículo en inglés. Estoy segura de que quienes oigáis mejor que yo captaréis algún matiz que yo no alcanzo, debido a mi sordera.

Si acaso, me ha sorprendido la reverberación de los bajo profundos, “marca de la casa” oriental. Ver a Teodora, a Constantino y a Belisario no he podido.

Ahí lo dejo, disfrutarlo.

———

The technology used to produce, record, and process music has become ever more sophisticated and awe-inspiring, especially in the capability of software to emulate real instruments and acoustic environments.

Origen: Hear the Hagia Sophia’s Awe-Inspiring Acoustics Get Recreated with Computer Simulations, and Let Yourself Get Transported Back to the Middle Ages | Open Culture

Anuncios

Músicamadera


Un interesante experimento con rodajas de madera de distintos árboles, cuyos surcos cronológicos son traducidos a música siguiendo una regla, que el autor del experimento, Bartholomäus Traubeck, explica aquí:

A tree’s year rings are analysed for their strength, thickness and rate of growth. This data serves as basis for a generative process that outputs piano music. It is mapped to a scale which is again defined by the overall appearance of the wood (ranging from dark to light and from strong texture to light texture). The foundation for the music is certainly found in the defined ruleset of programming and hardware setup, but the data acquired from every tree interprets this ruleset very differently.

El caso es que el producto me recuerda mucho el sonido de algunas de las piezas minimalistas de Arvo Pärt. Especialmente la que es interpretada por el fresno, que me recuerda a Fur Alina 1976.

En este enlace, en el website del autor, podemos escuchar la misma “regla” interpretada por varios árboles, aliso, roble, arce, etc. Pinchad en el reproductor (scroll abajo) y escucharéis siete piezas, cada una a cargo de un árbol distinto.

A mi me parece que se puede apreciar algo de la “cualidad” de cada uno: el fresno tiene fuerza, el arce es más tenue, el aliso más ligero… A Mujerárbol le ha encantado.

Muziquita, otra vez


Alguien que en sus tiempos cantaba a dúo, nos presentó esta banda de jazz de Barcelona, donde tocan y cantan algunas chavalucas deliciosamente maravillosas. Mira que a mi me dan grima los “kids” talentosos -de verdad, mucha grima- pero esto… esto es otra cosa.

Por lo que dice el señor del dúo, alguna de las chicas ya están volando solas como cantantes. Las instrumentistas, para quitarse el sombrero. Un poquito de luz en estos días oscuros de sol sofocante. Guau, guau y re-guau.

MuZiquita


Como se ve, no tengo tanto trabajo como cuando estaba escribiendo la novela… y por eso vuelvo a actualizar más a menudo el blogo.

Hoy, brujuleando por ahí, me he vuelto a dar de boca con el klezmer y con uno de sus representantes más significativos. Dave Tarras fue el abuelo de los grandes clarinetistas judíos que han cultivado el género, entre los que destaca el argentino Giora Feldman, de quien ya os he puesto algun recorte.

Tarras, además de su tradición familiar, fue un activísimo grabador de discos y un renovador del estilo imperante en el klezmer de su tiempo. Su carrera principal fue en Estados Unidos, una vez que emigró allí después de la Gran Guerra. Hay pocos grupos norteamericanos de klezmer, ya sea moderno o más clásico, que no le hayan rendido homenaje, por la amplitud de su obra musical y también por su contribución a la popularidad del klezmer en Norteamérica.

En you Tube hay docenas de grabaciones de Tarras, en solitario o con orquesta, de una época o de otra, pues estuvo activo desde principios del s. XX hasta bien entrados los 50. He escogido esta pieza, que no sé si le rinde homenaje a ese barrio de Estambul de tanta importancia desde el periodo Bizantino hasta nuestros días, el Galata.

¡A bailar!