Etiqueta: España

¡Anda!


Luis García, via Wikimedia Commons

Brujuleando por Facebús me he encontrado el blogo Céltica Hispana que merece mucho la pena. Recomendables las ilustraciones, la claridad de los resúmenes y las bibliografías que lleva cada entrada. Una delicia paleohispánica. Celebro que se aleje de mitos y se ciña a las fuentes realmente existentes, ¡excelente!

Recomendable el artículo sobre las lenguas célticas de la Península y este otro sobre las mujeres en la Celtiberia.

¡Un diez!

Actualidad


Como ya os habréis fijado, he añadido en la columna de enlaces del blogo unos cuantos dedicados a los “Pensares” y las opiniones de actualidad. Siempre me ha gustado estar bien informada de la actualidad política, social y cultural de mi país, y contribuir de una forma u otra a la participación en grupos civiles. He decidido compartirlo con mis lectores.

Bueno, pues aunque Mujerárbol no es un blogo de opinión política, hoy traigo un artículo breve y escrito con la suficiente “maldaz” por Santiago Trancón como para abrir algunas mentes… que deseen abrirse.

No procede de la revista digital que lea más a menudo (soy más asidua del agregador de noticias de la Fundación por la Libertad, por ejemplo) pero las propuestas de CINC me gustan mucho por su posición frente a este asunto,  que no es otro que de la unidad, libertad e igualdad de los españoles.

Viene a proclamar (Puigdemont) públicamente la independencia, a legitimar su golpe de Estado contra el orden constitucional, a asustar a los demócratas, a intimidar a la prensa opositora, y todo encubriéndolo con el falaz argumento de ofrecer no se sabe qué pacto al Gobierno…

Un video del MAN


Y es muy bueno: se trata de una presentación de sus salas de Protohistoria. En el video se resume y explica perfectamente quiéneres éramos en la época en que, por fin, fuentes escritas hablan de nosotros. Los primeros habitantes de aquí y los que vinieron para quedarse. Me gusta mucho el grafismo.

Y ahora… ¡al Museo!

Reseña: “Yo estoy loco”


Voy a comenzar aquí una serie dedicada a reseñar libros que he leído y que me han gustado (o no) intentando la objetividad y el punto de vista distinto y personal a la hora de la crítica.

Empiezo con una reseña que le debo a su autor desde Navidad.

El libro lo compré directamente de la editorial y comencé a leerlo cuando aun tenía otro en la mano, con lo que tuve de hacer un esfuercillo para el “cada cosa a su tiempo”.

Yo estoy loco es una obra de un estilo poco habitual en las novelas modernas. Tiene poco diálogo y el uso de la primera persona no conduce a esos laberintos del “flujo de la conciencia” tan habituales cuando se emplea este narrador, sino, más bien, a una voz protagonista que analiza concienzudamente lo que oye, siente y comunica.

Me parece que al autor le importa poco el canon moderno de la novela porque su objetivo no es el de hacer pasar un buen rato, cosa que de todos modos consigue. Le interesa otra cosa distinta al entretenimiento banal. No busca encandilarnos con malabarismos estilísticos.

Su objetivo es el de ofrecernos situaciones y personajes que sirven como una guía para entender el comportamiento de personas de la vida cotidiana en su relación con los demás: cínicos, generosos, mentirosos, amables, codiciosos, dictadores en pequeña escala… van apareciendo en la linea vital del protagonista, que en su esfuerzo por comprender los entresijos de la sociedad en la que le ha tocado vivir, consigue arrimarse a quienes finalmente le hacen sentir que su “locura” no es de ninguna manera un modo sesgado de ver el mundo. Es una locura muy lúcida.

El autor, Vicente Torres es periodista tanto en papel como en virtual. Una gran persona, a la que cuento como uno de mis amigos, un estupendo cicerone de la ciudad de Valencia y de su mercado Central -sobre el que también ha escrito un libro- y un comentarista perspicaz de los sucesos políticos y sociales de la España actual y de la Valencia concreta.

La Bella Araña editorial, que publicó”Yo estoy loco” hace poco más de un año, podía haber empleado una tipogafía más fácil para mi vista, pero eso me parece que le habría quitado originalidad a la obra.

(Yo estoy loco. Vicente Torres. La Bella Araña editorial, marzo 2016. 141 pp.)

Domingo 26 Marzo


Decir que entender es una manera de justificar es un inmenso error que solo puede cometer gente muy poco inteligente. El primer ministro Valls dijo que no hay que entender a los yihaddistas y es un error: si tu no entiendes el mal, no puedes combatirlo. La única manera de no cometer los mismos errores es entender por qué esos errores se cometieron. La única manera de acabar con el yihaddismo o de impedir que los fascismos se repitan es entenderlos, sino ocurre lo que ahora.

(Entrevista a Javier Cercas en El Confidencial. Resaltado mío.)

Léanla, imprescindible. Por la literatura y por todo lo demás.

Sobrevolando la torre de la fortaleza de Oreja


Este sobrevuelo con dron de los restos del Castillo de Oreja nos muestra el fragmento medieval más cercano que tengo en mi pueblo. De él aprendí las primeras nociones de Hª Medieval y ahí empezó mi afición por esa época.

El video y el montaje han sido realizados por un aficionado a estos modernos cacharritos voladores, y me parece que es estupendo para apreciar algunas de las características arqueológicas del conjunto. Se ven bastante bien los huecos de las bodegas de la zona defensiva (ya deshechos) y las líneas por donde debieron ir los paños de muralla, lo poco que queda de ellas y lo que fue el núcleo defensivo, a unos cuantos metros de la ciudadela. Las ruinas de ésta se ven a la izquierda de la torre (ej. minuto 4:25) destracando la cabecera de la antigua iglesia, esa cosa en las raspas en forma de U apreciable en primer plano.

Creo que el video permite hacerse una idea de lo que pudo ser el recinto amurallado de la pequeña ciudadela. Además, pone en relación el edificio con el paisaje que lo rodea que, claro está, no debía ser así en el s. XII, sino más poblado de árboles y, en particular, de olivar y viña, con huertas en la orilla del río. La torre, lo mismo que la aldea, poseía aljibes para no tener que bajar a por agua al río, para lo que debía existir un camino tortuoso, restos muy deteriorados del cual no se ven en ésta vista, pero algunos los hemos transitado, años ha, desde el predio de El Soto hasta la torre, cerca de 3 o 4 km.

A pesar de todo, en el video no se aprecia un viejo camino de entrada al recinto, que lo hacía por el E. y que pasa junto a unas casas antiguas cuyos restos aún son visibles a simple vista a altura humana, aunque se verían mucho mejor desde el aire, claro.

El video, realizado por “Blasito” tiene una duración de algo más de ocho minutos y la música escogida para el montaje ayuda a una visualización muy tranquila que espero que os guste. Y si es así, no tenéis más que desplazaros al blog del Club de Senderismo P’andar y ver otro video espectacular del mismo enclave, pero en este caso rodeado de un mar de niebla. El video es algo más largo, del mismo realizador de éste y una estupenda vista de los mejores restos medievales cercanos a nuestra villa.

¡Enhorabuena por el trabajo, amigo Blasito!