Etiqueta: reseñas

Una historia de amor y oscuridad


Fuente: A tale of love and darkness, 2015. Imdb

Este es el título del libro de Amos Oz que estoy leyendo estos días agitados y asquerosos, de calor y de moscardones cabrones, disfrazados bien de castigadores del mundo pecador, bien de salvadores de patrias inventadas, satisfactorias solo para ellos mismos, que relucen más que el sol.

Este es uno de los libros más asombrosos que he leído nunca. Os lo recomiendo encarecidamente.

En el huerto, en medio del paseo, había dos bancos, uno enfrente del otro, y era muy agradable ir allí cuando te apetecía estar sola y pensar en silencio, entre el canto de los pájaros y el susurro del viento murmurando con las ramas. Abajo, al final de la parcela, había una pequeña casa a la que llamábamos oficina, y allí, en la primera habitación, había una gran caldera negra para hervir la ropa. Allí jugábamos a que éramos prisioneras de una bruja mala, Baba Yaga, que cocinaba a los niños en la caldera. 

Qué extraordinaria riqueza de vocabulario, de descripciones, de símbolos, de sentimientos: el pan, los juegos, el paisaje, el sometimiento, la rebelión, la gravedad, los libros, la sencillez, la erudición, los escorpiones… La importancia que tienen los olores, las sombras y luces. ¡Los idiomas (hebreo, ruso, yiddish, polaco, alemán, hebreo moderno, inglés! E ellos se desarrollan las historias que le cuentan, que son las de quienes tuvieron importancia en su vida.

¡Es impresionante!

Seguir leyendo “Una historia de amor y oscuridad”

Anuncios

En busca de la Isla Esmeralda


Cierro los ojos

Una reseña de un libro que pronto se publica, de mi amigo el hibernófilo Antonio Rivero Taravillo. Precisamente, el libro se abre explicando qué extraña enfermedad es esta 😉

Inciso: cuando se hizo una votación sobre la portada, la elegida fue la que menos me gusta, parece un folleto turístico (y los guantes, en especial, me dan una grima visual que-pa-qué…). Pero bueno, esas son las cosas… que pasan.

Lo importante es que se trata de otra delicia que llevarse al coleto, escrita con la elegancia que caracteriza a Antonio. Y el artículo trae un enlace para que podais leer parte del librito, ¡pinchad en él!

En busca de la Isla Esmeralda no es el testimonio personal de una prolongada pasión, la que el poeta siente por esa isla lluviosa pegada a Inglaterra. Se trata de un diccionario que propone un amplio y detallado viaje por la cultura irlandesa,

Origen: En busca de la Isla Esmeralda

Reseña: “Yo estoy loco”


Voy a comenzar aquí una serie dedicada a reseñar libros que he leído y que me han gustado (o no) intentando la objetividad y el punto de vista distinto y personal a la hora de la crítica.

Empiezo con una reseña que le debo a su autor desde Navidad.

El libro lo compré directamente de la editorial y comencé a leerlo cuando aun tenía otro en la mano, con lo que tuve de hacer un esfuercillo para el “cada cosa a su tiempo”.

Yo estoy loco es una obra de un estilo poco habitual en las novelas modernas. Tiene poco diálogo y el uso de la primera persona no conduce a esos laberintos del “flujo de la conciencia” tan habituales cuando se emplea este narrador, sino, más bien, a una voz protagonista que analiza concienzudamente lo que oye, siente y comunica.

Me parece que al autor le importa poco el canon moderno de la novela porque su objetivo no es el de hacer pasar un buen rato, cosa que de todos modos consigue. Le interesa otra cosa distinta al entretenimiento banal. No busca encandilarnos con malabarismos estilísticos.

Su objetivo es el de ofrecernos situaciones y personajes que sirven como una guía para entender el comportamiento de personas de la vida cotidiana en su relación con los demás: cínicos, generosos, mentirosos, amables, codiciosos, dictadores en pequeña escala… van apareciendo en la linea vital del protagonista, que en su esfuerzo por comprender los entresijos de la sociedad en la que le ha tocado vivir, consigue arrimarse a quienes finalmente le hacen sentir que su “locura” no es de ninguna manera un modo sesgado de ver el mundo. Es una locura muy lúcida.

El autor, Vicente Torres es periodista tanto en papel como en virtual. Una gran persona, a la que cuento como uno de mis amigos, un estupendo cicerone de la ciudad de Valencia y de su mercado Central -sobre el que también ha escrito un libro- y un comentarista perspicaz de los sucesos políticos y sociales de la España actual y de la Valencia concreta.

La Bella Araña editorial, que publicó”Yo estoy loco” hace poco más de un año, podía haber empleado una tipogafía más fácil para mi vista, pero eso me parece que le habría quitado originalidad a la obra.

(Yo estoy loco. Vicente Torres. La Bella Araña editorial, marzo 2016. 141 pp.)