Etiqueta: reliquias

MuZiquita


Como se ve, no tengo tanto trabajo como cuando estaba escribiendo la novela… y por eso vuelvo a actualizar más a menudo el blogo.

Hoy, brujuleando por ahí, me he vuelto a dar de boca con el klezmer y con uno de sus representantes más significativos. Dave Tarras fue el abuelo de los grandes clarinetistas judíos que han cultivado el género, entre los que destaca el argentino Giora Feldman, de quien ya os he puesto algun recorte.

Tarras, además de su tradición familiar, fue un activísimo grabador de discos y un renovador del estilo imperante en el klezmer de su tiempo. Su carrera principal fue en Estados Unidos, una vez que emigró allí después de la Gran Guerra. Hay pocos grupos norteamericanos de klezmer, ya sea moderno o más clásico, que no le hayan rendido homenaje, por la amplitud de su obra musical y también por su contribución a la popularidad del klezmer en Norteamérica.

En you Tube hay docenas de grabaciones de Tarras, en solitario o con orquesta, de una época o de otra, pues estuvo activo desde principios del s. XX hasta bien entrados los 50. He escogido esta pieza, que no sé si le rinde homenaje a ese barrio de Estambul de tanta importancia desde el periodo Bizantino hasta nuestros días, el Galata.

¡A bailar!

En la fiesta de San Longaradh


Libros, libros, libros

El estupendo blogo de Marcella sobre los santos de Irlanda trae hoy una entrada muy interesante sobre los libros y su cuidado en la Irlanda de los siglos de oro.

Como hace ella, advertimos que su fuente en este caso es un artículo de hace más de un siglo (1909), así que vale como divulgación y entrada a un conocimiento más amplio de lo que era la producción y cuidado libresco, en el país del que los peregrinos salían con libros, no con bocadillos de salchichón. Y en el que abundaban los estudiantes de todas partes (¡No me creo que no hubiera españoles, por cierto!)

Y el punto viene de que el santo irlandés del día de hoy es San Longharadh, famoso por ser “el que más sabía de libros” y, que cuando murió, se cayeron todos los que estaban en los… Iba a escribir “anaqueles“pero resulta que no era en baldas ni armarios como (se creía en 1900) que se guardaban los libros irlandeses.

Todos los libros en las escarpias de las bibliotecas de Irlanda, se cayeron al suelo…

(¿Y si fuera que este santo lo que inventó fue precisamente una forma de clasificar libros y organizarlos dentro de la biblioteca, y por eso se vinieron abajo, “se confundieron” todos cuando él se murió? Vds. tengan en cuenta que una tiende a visualizar estas cosas, para luego ponerlas en alguna novela y ese asunto, un sistema de clasificación propiamente irlandés, me encocora y me fascina).

La información sobre las “bibliotecas”etiopes realizada por la fuente de principios del XX que utiliza la bloguera también ha de ser tomada con cuidado. No he visto todavía ninguna referencia a éso que no sea refrito de lo mismo. Así que sigo sin imaginarme claramente cómo era la biblioteca de mi monasterio favorito.

Finalmente ¿no es subyugante el mundo de los cumdaich o fundas (a veces relicario) de libros?

Espero que haya más información sobre éste tema en lo que irá apareciendo en este otro blog del que ya hablamos hace dos meses. Mientras tanto lean vds. las entradas de Omnium Sanctorum a las que me refiero: 1 y 2.

 

 

El lugar de Dysert


En este breve video podéis dar un paseíto por uno de esos lugares que me hacen añorar como cosa mala Donegal. El sitio contiene un antiguo pozo santo dedicado a S. Columcille. Como en otros sitios de ese tipo, hay unas piedras de oración y lo que podría ser un amontonamiento de piedras traídas por los peregrinos peregrinales.
Y el aldeano con los wellies y la gorra es… es de verdad. (Gracias por en link a Pilgrimage in Medieval Ireland).

 

 

 

Histórico Opinión – ABC.es – lunes 20 de abril de 2015


2014-10-25 21.26.19-1

Antes, los sabios morían y lo por ellos recolectado, sus libros ante todo, sobrevivía. Y eso era más importante que forma alguna de inmortalidad jamás soñada. Ahora, quienes vamos ya en la recta final de nuestras vidas, sabemos que lo único digno que nos acompañó –nuestros libros– morirá con nosotros. Indignamente. En el desguace.

Leerlo entero en Histórico Opinión – ABC.es – lunes 20 de abril de 2015.

Descubierto en Dinamarca


Fragmentos de un relicario “de casita” de tipo irlandés descubiertos en Dinamarca.

Los relicarios en forma de “casa” son característicos del mundo cristiano medieval irlandés. Estaban decorados con gran detalle y riqueza y fueron el objetivo de muchos raids vikingos, porque su tamaño ayudaba a ello. Existen distintos ejemplares recuperados en Dinamarca.

Los restos han sido encontrados por un buscador de metales con detector, como suele suceder en estos casos.

Consisten en dos piececitas de bronce con esmalte y millefiori, que debían pertenecer a uno de los paneles decorados del relicario y al cierre, que sujetaba la tapa.

Más info, por supuesto, en el blog de Colm.

Fragments of an Irish-type reliquary discovered in Norway | Irish Archaeology.

Eterno retorno


Ayer estuvimos visitando algunas iglesuelas de la provincia de Ávila, en cuyo crecer orgánico quedó sepultado el ladrillo que le dio nervio y origen a su fábrica medieval.

Al ladrillo sucedió más ladrillo y luego piedra, y luego estucos barrocos y luego se cayeron las torres y luego se fueron a la porra los retablos, las pinturas y los estucos y entraron humedades y se restauraron los antiguos ábsides y luego llegaron gentes que se admiraron y algunas dieron dinero para que se restauraran…

2014-06-14 12.08.30
Madrigal 1

 

El eterno retorno, como las cigüeñas que tartamudeaban en las torres.