¿Libros contra videojuegos?


Me apunto a la última frase, melancólica, como otoñal.

Qué inmensa fortuna, al fin y al cabo, haber nacido en una época y en un lugar del planeta en los que podemos elegir entre tan diversas formas de placer.

(Lean entero este artículo de El Español, por David Jiménez Torres)

En retrospectiva, lo que sucedió en Madrid el pasado fin de semana parece diseñado por algún apocalíptico de la cultura. En la capital coincidieron dos grandes eventos: el Festival Eñe -uno de los festivales literarios más importantes del año- y el Madrid Games Week -una gigantesca feria de videojuegos-.

Origen: ¿Libros contra videojuegos?

Anuncios

Moquero


Aproximadamente

Llevo unos cuantos días sin postear, pero no sin dejar de escribir en las otras webs donde tengo contenidos relativos a mi libro. No asustarse (que diría Lola Flores) es que tengo un catarrazo de aqui te espero.

He terminado ya el curso sobre el Libro de Kells y solo espero mejorar un poco de ánimo para subir a Cantabria a mirar pasar las olas y llevar a cabo una acción de promo de la novela -es pronto aun para desvelar cuál.

A los visitantes y asíduos os recuerdo que podéis daros una vuelta por mi web de autor para comprobar si hay nuevos contenidos en el blog de la novela (que los hay), o para animaros a comprar un ejemplar físico del libro a los que no lo tengáis.

Mientras tanto… Pásame el moquero, Pepeluí.

Parrafada


Feo

Cada vez me preocupa más el rumbo que esta tomando mi país. Su cultura, su sociedad, su política… y su día a día.

Veo jubilados hartos de “más de lo mismo”, con todo lo que han trabajado para que las nuevas generaciones (sus hijos y nietos, o sea nosotros) tengan algo de estabilidad. Veo gente agobiada por impuestos que gravan todo lo pensable para “los ricos”… que ahora resulta que también somos nosotros: los que a lo mejor tenemos un coche diesel, los que tienen pequeños negocios, los que después de duros años de hipoteca queremos sacarle un rendimiento a nuestra propiedad inmueble. También somos nosotros los que pagamos el postureo gubernamental en materia energética, ya de por sí cara. Y nosotros los que nos encontramos cada vez con servicios públicos peores, mientras los políticos impiden que haya servicios -así sean privados- más baratos.

En fin, siempre nosotros, pagando el pato. Sigue leyendo “Parrafada”

La lengua y lo políticamente correcto: El sí de las niñas


¿Qué es el coqueteo, la seducción, sino una sucesión de sobrentendidos?

Mi amigo Antonio Rivero Taravillo le da un revolcón al lenguaje de laboratorio, a los afectos de laboratorio, que a algunos neo-puritanitos les gustaría imponernos. Y se ampara en los clásicos y en el irlandés, ¡toma ya!

Para que el mundo no sea tan mondongo…

Is mháith liomsa!

Origen: La lengua y lo políticamente correcto: El sí de las niñas

Tiempo pasado


Para documentar una tontería me pongo a googlear “vestimenta años 90” y lo primero/mayoritario que me aparece son posaditos de niños y niñas monas, que pueden ser de los noventa o de ayer por la mañana, pero trajeados para alguna serie “nostálgica” de alguna tele: vestidos todos con atildadas ropas que tal vez sean de los noventa.

Si pongo “fotos callejeras de los 90” en mi búsqueda, pueden salir de cualquier fecha o de cualquier cosa: observen.

Captura de pantalla. El mundo de la mezcla.

Me figuro que esa información viene “sesgada” por mi falta de concrección al buscar, por el algoritmo que marca qué tipo de fotos son las más buscadas conteniendo-esas palabras y un-qué-se-yo que dificulta la cronología.

Una cosa muy habitual en los foros ( algunos de fotos antiguas) que he visitado, es la falta de información/concrección cronológica. Se apela al sentimentalismo del comentario sobre el contenido de la foto -es bonita, entrañable o algún forero ha conocido ese momento-, pero a la imagen en sí le falta contexto. Puede ser de cualquier momento, incluso plenamente contemporánea  de la búsqueda.

Desentrañar si la foto es de los 60 o de los años 40 (un caso que se da en muchas fotos de la España rural) se convierte en un laberinto. Sobre todo para una a la que le gustan los detalles.

Vecinas de un pueblo de La Rioja en los años 70. http://objetivorioja.larioja.com/fotos-VideoAficionado/vecinas-valganon-1209823.html

Esta foto, por ejemplo, tiene elementos “intemporales” que la hacen sugestiva para mi mirada: puedes jugar a adivinar datos de moda de los años 70/80 en un medio rural español. La mezcla de generaciones hace el resto. La acotación por el hecho de que son mujeres, también. Muchas mujeres el mundo rural aun visten (ropa de trabajo) como las dos de la izquierda. Las otras tres pueden ser de los sesenta, de los setenta o hasta posteriores. Puedes sacar más información por el modelo de los zapatos de una y el del vestido de otra. Sí, también mi madre y mis abuelas vestían así, ¿cuando? En los sesenta/setenta, quizá ya en los ochenta. No lo recuerdo, pero tengo fotos.

En el caso de las “mujeres de Valgañón”, la foto está bien documentada. Algunos detalles indican que puede proceder de un periódico (los puntitos de”nieve” que la recubren) que queda como fuente. En el repertorio en cuestión, se dan fechas “ante quem”, es decir: el sitio donde fue hecha “cerró a mediados de los años 80”, luego la foto no pudo ser tomada mucho después. Pero el sitio no queda plenamente identificado (rótulos en la foto, por ej.)

O sea, que habría que recurrir a otras fuentes si quisiéramos profundizar algo más. Pero para lo que nos habíamos propuesto (España, rural, años—), podemos dar por buena la info.

Google, por su lado, está más atento al adónde se sitúa el pueblo en cuestión que a mayores. ¡Como si los pueblos se movieran tan rapidamente como las imágenes! Incuso un mapa no interactivo del siglo XIX podía sservirnos para situar ese pueblo, ¿no?

Así que las dudas aumentan según el nivel de exigencia del excavador.

Captura de google-pantalla.

Mi duda ha sido otra: ¿qué va a pasar dentro de unos años, cuando alguien abra una búsqueda parecida a la mía? ¿Le va a ser posible contextualizar un “ambiente” (finales de los años noventa, Madrid, España) o solamente va a obtener fotos de modernos a la moda (estadounidense) de los años 90 o muñecajos de videojuego realizados hace quince días, por no decir imágenes de series de TV contemporáneas con personal vestido “como en los noventa”? ¿tendrán que conformarse con ese “conocimiento” visual sesgado, o tendrán armas suficientes para buscar por otro lado “fuentes” que les induzcan a dudar de lo que ven, de que todo el mundo en los años noventa se vestía como los de la izquierda/abajo de esta captura de pantalla?

(De algunas series de tv de hoy que intentan recrear “esos años” y apenas dan un brochazo de imagen exterior, lo dejamos p’a prao).