Frío y hielo


Estoy documentándome un poco sobre el clima que debimos “disfrutar” hace 35-40 mil años atrás en el Norte de la Península Ibérica.

Teniendo en cuenta que no se trata de una documentación “a fondo”, porque tampoco quiero meterme en profundidades, sino solamente no decir alguna barbaridad (como el situar mamuts en un momento/lugar donde no estén atestiguados mamuts), pues me he paseado por toda clase de búsquedas en Google. Algunas terriblemente técnicas, otras, más divulgativas y fáciles de entender para una pobre medievalera en sandalias y camiseta.

Ayer, llegué por casualidad a un blog que, además, me proporcionó un estupendo enlace a relatos nativos del Ártico, que me vendrán de perlas en mi documentación. Mis relaciones con la casualidad -incluso con el Polo- son así.

El blog se llama Kabloonas, la palabra nativa que sirve para definir a los que no tenemos los mismos antepasados que los que nativos del Ártico… (¡Ay, si aquellos inuit supieran!) y está hecho por Andrés Paredes, un español apasionado, como debe ser. Su pasión es todo lo que tiene que ver con la exploración ártica y, en especial, con la expedición de Franklin, desaparecida en el Norte a mediados del s. XIX.

Una expedición que no es extraño que suscite pasiones, por lo demás… Pero para enteraros de ellas, os remito a Kabloonas.

No olvidéis llevaros una rebequita y la bufanda.

Anuncios

Frase del día


Photo by Mauricio Mascaro in Pexels

 

Las sociedades de masas se llaman así no meramente por el número, sino por el hecho de que las formas de vida colectivas dejan relativamente poco margen a la verdadera originalidad, dificultad que se disimula habitualmente con la moda.

(Seguir leyendo en Disidentia).

Primera vuelta completada


 

Mi libro y yo

El viernes pasado llegaron cuatro cajas que contenían lo que se ve en la imagen.

Parece que ya tengo la primera vuelta completa. Primera vuelta, porque quedan aun otras: promoción editorial, promoción en vivo y venta física y luego venta virtual.

Lo más importante es que he completado lo difícil: escribir y terminar esta “primera novela ambiciosa”. Mucho trabajo e ilusión, tiempo y dinero, puestos en terminar un proyecto de muy largo plazo a través del que he aprendido cosas importantes.

Ahora, mientras le doy “caña” a la última vuelta, ya estoy en otro proyecto. ¡Que no pare!

 

Tostándose


Photo by Daria Shevtsova from Pexels

No, no me refiero a las calores del verano.

Me refiero a que lo que estaba en el horno, mi libro, ya se está tostando: se encuentra en su proceso final.

Las correcciones y galeradas ya acabaron. Ya hay una cubierta, con su solapa y una minibiografía. Ya hay una estupenda foto de fondo.

Ya ha entrado en imprenta y espero que el final del verano nos depare sorpresas.

Mientras tanto… que la inspiración me pesque trabajando.

 

Explorando Neandert-ia.


Una reconstrucción de Kennis&Kennis

Me estoy atiborrando de documentación sobre lo que puede conocerse acerca de la vida del humano que habitaba durante los ultimos compases de la glaciacón de Wurm en el Norte de España.

Sí, claro: principalmente el Neandertal, pero no solo Neandertal. También tengo que aprender sobre los bichos grandes y pequeños (¿había caracoles con aquel frío?), sobre los otros humanos y sobre el paisaje, en el que se van a mover los personajes de un relato que oscilará entre la Prehistoria y la Fantasía, pero con unos super-héroes poco super… o… ¡bueno, dejemos las discusiones teológicas!

Es cierto que Neandertal se ha puesto de moda, sobre todo por el impulso que ha supuesto el estudio y reconstrucción de su genoma y el filón paleontológico que representa la cueva asturiana de El Sidrón, los abrigos de Cataluña o Gibraltar y la reciente datación de algunos restos de pintura en el Suroeste y Norte de la Península Ibérica. De esa manera, se ha manifestado aspectos que no conocíamos antes, y cosas poco halagadoras de nuestra forma de hacer ciencia, como son la confusión y hasta los prejuicios, que nos transmitían una imagen excesivamente “primitiva” de ellos.

Paleoeduca, http://paleoeduca.blogspot.com/2015/02/

Les confieso que la primera imagen de “humano primitivo” que tuve en mi vida fue la de la izquierda, una de las primeras reconstrucciones de neandertal: el extraño nombre (solo un poco después me enteré de que era el de un lugar en Alemania) contribuía a mi imagen de que aquello era terriblemente ancestral.

Luego pude ver algunas imágenes del gran Burian, que aunque aún eran más espantosas (ojito al cuadro de Krapina), al menos poseían un indudable valor artístico, que encendía mi imaginación retrospectiva. Una, de pequeña, ya quería dedicarse a las cosas cuanto más antiguas, mejor.

Resumiendo: se les ha ido dando una apariencia más “humana” a medida que el tiempo, los datos y los conceptos de “corrección política” avanzaban. Claro está que con el pasado se puede hacer casi cualquier cosa…

Por eso, tampoco me gusta la excesiva “modernidad” que ahora (oh, bendito péndulo) se les imputa en las informaciones: dentro de nada, los mondongos titulares de los periódicos dirán que Neandertal inventó la bicicleta.

Este venía a venderme un seguro, pero no le abrí la puerta al ver lo que llevaba en la mano.

Pero bueno: mis motivos para estas excursiones de caza y pesca no son científicos, sino eminentemente literarios, aunque disfruto mucho cuando la información proviene de fuentes acreditadas y me permite rastrear todavía más, aunque eso me arrebata tiempo de escritura, que es lo más jugoso.

Seguiremos informando de este nuevo proyecto.

 

Filosofía callejera


Photo by Nick Karvounis on Unsplash

Desde el muro FB de un profesor universitario me ha llegado este enlace a un programa de TV bastante curioso: Streetphilosophy.

Se trata de charlas callejeras entre gente jóven, que habla sin tecnicismos, aunque el tema siempre es profundo. Nada de “tremebunda” palabrería académica…

El montaje es muy dinámico (blanco y negro, primros planos, escenarios urbanos y el fondo con música de jazz) y las referencias culturales de los “ponentes” son de ahora mismo: series de tv, música… y sí, otras referencias: La Biblia, Aristóteles, Rousseau o Nietzsche.

Y el tema: “El Egoísmo”, nada menos.

¿Verían esto nuestros alumnos de 2º bach? ¿Pondrían esto en la tele nuestros mamachichos progres, aunque fuese a una hora no infantil, quiero decir, fuera de las 24h. del día  😈 ?

Un documental para reflexionar un poco.

Se encuentra disponible en la web de ARTE hsta el día 23 de agosto. Echarle un ojo.

La lengua y lo políticamente correcto: El sí de las niñas


¿Qué es el coqueteo, la seducción, sino una sucesión de sobrentendidos?

Mi amigo Antonio Rivero Taravillo le da un revolcón al lenguaje de laboratorio, a los afectos de laboratorio, que a algunos neo-puritanitos les gustaría imponernos. Y se ampara en los clásicos y en el irlandés, ¡toma ya!

Para que el mundo no sea tan mondongo…

Is mháith liomsa!

Origen: La lengua y lo políticamente correcto: El sí de las niñas