Invenciones y realidad


[Public domain], via Wikimedia Commons. Firmas de los Cuatro Maestros.
El disparador básico de mi novela fue una noticia consignada en una entrada del año 1100 de los Anales de los Cuatro Maestros:

Cumeadha Ua Laeghachain, jefe principal del Sil-Ronain, adorno y gloria de los hombres de Tethbha, y de todos los Ui-Neill del Sur, murió a avanzada edad y tras una larga peregrinación, en casa de los Mac Cuinn na mBocht, en Cluain-mic-Nois.

Tethba. Fuente: M. Dobbs http://www.jstor.org/stable/25510361

Los anales en cuestión están editados por el CELT bajo el epigrafe “M” (Four)Masters, que contienen materiales recogidos por los autores (los que firman ahí arriba) de fuentes primarias o secundarias.Se sabe que entre sus fuentes figuraban textos ya desaparecidos de la provincia de Connacht.

Se discute si entre tales fuentes estaba o no alguna copia de unos desaparecidos “Anales de Clonmacnois” que también existen en una versión inglesa fragmentaria, parte de la cual se conserva y he utilizado para alguna cosilla más en el relato.

El que un gran señor de Tethba -la región que figura prominentemente en la más antigua versión de El Táin- fuese a morir en peregrinación funeraria hacia Clonmacnois, pero no llegara al monasterio, sino que se quedara a unas cuantas leguas, en casa de los Meic Cuinn na mBocht, me hizo preguntarme qué cosa podía haberle detenido en aquel lugar.

Como fuente principal del trabajo ha estado el libro de Anette Kehnnel “Clonmacnois…” que compré via google books (¡tonta de mi!).Eso me ayudó a situar el origen geográfico e intelectual del protagonista, Máel Muire Mac Célechar. Esto es: la región que linda con Tethba, el Mugdorn, muy cerca de ArdMhacha y de Lugmod, de donde parecen proceder sus antepasados. Artículos sobre el territorio y los clanes principescos de Tethba me habían advertido de la estrecha colaboración en el tráfico de libros y de lealtades, entre los señores del territorio y los antepasados de Mac Célechar.

Siervo de María Mac Célechar fue el principal escriba (no escribano, que en español es un funcionario, cf. “por oficio público”) del Lebhar na hUidre y de la parte más antigua del Táin. Ya había elegido que él iba a ser el personaje principal de la historia, teniendo en cuenta que es bastante lo que se sabe de él y de su familia en las fechas pertinentes (1100-1106 ). El  que su nombre sea una de las probationes pennae más conocidas de la literatura antigua irlandesa, me inclinó a dar tanta importancia a las pruebas de pluma en el relato.

Un poco más tarde, en 1106 (el año en que asesinaron a Mac Célechar, por cierto) los Anales recogen la muerte de Sitric mac Cumedha. Yo me imagino que, antes de morir, Mac Célechar o alguien muy cercano a él, consignó esta última muerte de alguien que no podía ser muy viejo.

Me gusta mezclar personajes reales, históricos, con otros que no lo son.

Y el arte de la novela histórica está en mezclar, sin emborronar dentro de lo que cabe, la realidad de los mismos con ensoñaciones literarias.

Ponerles cara, circunstancias personales, aficiones, enfermedades (Mac Célechar padece asma) y opiniones, sin salirme de su cronología. Creo que una novela consiste en eso, ¿no?

ACTUALIZACIÓN: se me había olvidado agregar la fuente del mapa que ilustra la entrada; ahí va, enlazada.

 

Anuncios