Frágil


egg-1587640_1280

Mis ganas de escribir son frágiles. al menos ahora que ya está practicamente acabada “la cosa”

Mi paciencia es frágil. Y si me incordia el gato, más.

Mi memoria para los nombres de las personas empieza a ser frágil.

Y entonces, en esta semana, han reaparecido dos viejas amistades del pasado. Y eso que estaban aquí, cerca de mi casa incluso. En el último caso era yo la que me acordaba de su nombre, mientras el otro había olvidado el mío.

¿Olvido frágil, recuerdo fuerte?

A través de Aviso diario: Fragile

 

 

Anuncios