A golpe de…


Hoy toca esto, y al que no le guste, ya sabe donde tiene el bundún (¿aplastado en un tresillo? ¿en una silla de oficina? ¿en una de la cocina, adaptada para escribir novelas?)

A golpe de calcetín…

Anuncios