De libros y escrituras (1)

De libros y escrituras (1)


Tengo bastante abandonado el blogo. Pasan muchas cosas en mi vida diaria -la mayoría buenas, gracias a dios- y sobre todo, gasto mucho tiempo en la revisión de mi novela. En el próximo post os contaré algunos hallazgos a propósito de ella, de la ambientación y lo que la rodea. Las cosillas que me animan, vaya. Pero en este quiero seleccionar lo que escritores famosos han dicho sobre sus rutinas de escritura. Algunas las comparto, otras “ni de coña”. Pero me gusta saberlas. Las pondré en el original inglés, porque las he sacado del magazine Brainpickings y… no quiero echarle mucho tiempo a traducir.

Cómo viene el desánimo (aparte de que llama al ánimo con alcohol) Joan Didion:

When I’m really working I don’t like to go out or have anybody to dinner, because then I lose the hour. If I don’t have the hour, and start the next day with just some bad pages and nowhere to go, I’m in low spirits.

Realmente supersticioso Jack Kerouac:

My superstition? I’m beginning to suspect the full moon. Also I’m hung up on the number nine though I’m told a Piscean like myself should stick to number seven; but I try to do nine touchdowns a day, that is, I stand on my head in the bathroom, on a slipper, and touch the floor nine times with my toe tips, while balanced.

Susan Sontag se acerca más a mi “no estilo”:

I write in spurts. I write when I have to because the pressure builds up and I feel enough confidence that something has matured in my head and I can write it down. But once something is really under way, I don’t want to do anything else. I don’t go out, much of the time I forget to eat, I sleep very little. It’s a very undisciplined way of working and makes me not very prolific. But I’m too interested in many other things.

Y finalmente, Don DeLillo, que hace cosas parecidas a las mías (pero que a mí me cuestan más):

I work in the morning at a manual typewriter. I do about four hours and then go running. This helps me shake off one world and enter another. Trees, birds, drizzle — it’s a nice kind of interlude. Then I work again, later afternoon, for two or three hours.

Mise féin, por ejemplo: hoy me costó un montón levantarme, porque estuve escribiendo hasta tarde. Todavía, mientras escribo esto, tengo puesta la parte de arriba del avío de correr y la parte de abajo del pijama y las pantuflas. He cancelado comer fuera (i.e.: casa familiar, nada de restaurantes/bares, ¡eso es para los domingos!) pero hace un día taaaan estupendo, aunque todavía frío, de 6 o 7 grados. He descubierto que no me viene bien correr o caminar a primera hora de la mañana, no por el frío (en verano el hábito cambiará, seguro) sino porque “suena a rutina” y no me ayuda a desconectar, ni a hacer acopio de energía… para escribir. El alcohol tampoco. El café, sí, será por lo dulce.

No dejéis de visitar el sitio de Brainpickings para ver completo todo el artículo de las rutinillas de los escritores. También están representados Murakami (¡como no!), Maya Angelou -¡no sabía nada de esta fascinante mujer!- Kurt Vonnegut y Anais Nin.

Anuncios

3 comentarios sobre “De libros y escrituras (1)

  1. Sabe a rutina, me gusta escribir. Para mi es algo satisfactorio, pero no es trabajo. Las líneas y descripciones de tejado son mis dardos. Mas encuentro más grato escribir que dibujar planos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Siempre depende del objetivo. Una novela de 300 páginas require cierto método, rutina y tran-tran. Unas historias breves, un post ne el blog, menos. Los dos son un placer, pero al tabajo hay que buscarle las cosquillas. ¡Gracias por comentar, nicafeliz!

      Le gusta a 1 persona

      1. De nada! Con todo gusto. Me gusta mas las historias breves. Solo escribo algo largo cuando la inspiración ha sido todo un día o dos, quizás semanas y las ideas se han aglutinado de a poco. Formando aglomeraciones de imagenes impresas en letras. 🙂

        Me gusta

Los comentarios están cerrados.