Una semanita, ¡vaya!


Via: http://www.ocio.net

Llevo sin postear unos cuantos días, enfrascada hasta las pestañas en la novela, que atraviesa una fase de corrección, eliminaciones y añadidos muy compleja. Y cuidándome una lesión no deportiva que me tiene hartita, pues añadida a las calores de estas noches, no me permite descansar a pierna suelta.

Por lo taaanto, me voy al Norte.

No solo por el fresco, que importa y mucho; lo principal es que fomaré parte del grupo de senderistas del club que está haciendo por secciones el Camino del Norte a Santiago.

Una experiencia distinta para mí, que suelo viajar sola -o sin conocidos. Seguro que habrá menos románico y más cháchara, más mar, más convivencia y más risas. Y más kilómetros también, veremos como los aguanta mi cuerpo.

Para el seguimiento de tan zicutrina aventura, habrá que esperar a que publiquemos fotos y cronicones en el weblog del grupo. Ahí emplazo a los lectores, dentro de un semana, así de corto será el viaje.

Anuncios

Un comentario sobre “Una semanita, ¡vaya!

  1. ¡ Que lo disfrute Doña Carmen !
    Seguro que entre el cansancio de la marcha, y la compañía, ni se entera de su lesión, ni de las ampollas en los pies, y duerme como un cesto en los albergues del camino.
    Dentro de una semanita, ya iré al otro sitio a ver las fotos, pero mientras tanto le deseo lo mejor y le mando un fuerte abrazo
    María

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.