La cornisa Cantárica por dentro


Los que tengan claustrofobia pueden visitar en este reportaje algunas de la cuevas más destacadas de la región que dio nombre al arte “franco-cantábrico“. Sí, sí, la que, gracias a Marcelino Sanz de Sautuola, descubrió para el mundo científico (y para el asombro ante la belleza) el Arte Paleolítico.

Por pinturas, me quedo con el complejo de El Castillo. Pero por espectacularidad: la sala de excéntricas de El Soplao es lo más bonito.

¡Vayan a visitarlas, amigos!

De cueva en cueva por la cornisa cantábrica . eldiariomontanes.es.

Anuncios