Varones virtuosos


anacoreta, como Conn

Una ojeada a la enciclopédica obra de Anette Kehnel sobre Clonmacnois (The Church and lands of St. Ciarán; 1997) me ha traído a otro Descendiente de Conn de los Pobres al bolsillo. Y con él, una reflexión sobre nombres.

Se trata de Máel Finén mac Cuinn, abad de Clonmacnois muerto en 1056. Según la genealogía que yo estaba manejando, la de John V. Kelleher en este artículo donde por cierto, trata sobre un libro existente y otro perdido O_o este personaje quedaba fuera de la familia. No sé por qué, pues lo mencionan los Cuatro Maestros en su entrada sobre el año en cuestión, tal como he visto en la edición de dichos Anales por el CELT. Me figuro que en este punto Kelleher es más crítico que Kehnel, quien cree que los 4M estaban manejando una copia perdida de unos anales hechos en el propio Clonmacnois. Pero, como no tenemos acceso a tal copia, ¿qué parte de su texto proviene de dicha copia y qué parte de las otras fuentes que utilizaron?

Este es el pedigrí que da Kelleher:

Genalogy CnB
Se ve malamente, sí

Según esto, Cormac, el abad-tanista o vice-abad de Clonmacnois que compró la casa de Ísel y que murió en 1103 es tío de Máel Muire, el escriba principal del Libro de la Vaca Parda, muerto en 1106.

Pero la Dra. Kehnel introduce a Máel Finnén como hijo de Conn y padre de Cormac, calcando lo que dicen los Cuatro Maestros (en un tono apabullantemente bíblico), de lo cual resulta que Máel Muire y Cormac son coetáneos y primos.

Literariamente, la posición de Kelleher me gustaba más, precisamente por lo que cuenta en su artículo, y es la que he escogido para mi novela. El hecho de que Cormac y Maél Muire murieran con tres años de diferencia no indica nada: al segundo lo mataron inesperadamente, es decir, la relativa sincronicidad de las muertes no indica que tuvieran una edad parecida que nos permita situarlos en el mismo grupo de edad.

Estos son los detallitos en las que nos metemos los que jugueteamos con fuentes primarias bajadas por el interné 😉

Pero hay un detalle que me llama más la atención. En el “pedigrí” de los descendientes de Conn, la “rama” de abades, obispos y clérigos declarados (o sea, que aparecen mencionados como tales en los Anales) exhibe nombres que me parece que no son “de pila”, sino escogidos al tomar órdenes religiosas, indicando afiliaciones espirituales concretas de cada persona, de ahí que haya

  • Célechar: “Compañero Amado” (¿equivalente al “discípulo amado” evangélico?)
  • Máel Muire/Ísa/Finnén/Ciarán: “Devoto de María/Jesús/Finén/Ciarán”
  • Gila Críst: “Siervo de Cristo”
  • y hasta un nombre bíblico: Ioseph, que fue anamchara o confesor (por tanto, sacerdote) y padre del propio Conn.

¿Indica esto que nombres “comunes”, como Cormac -uno de los más generalizados en la Irlanda altomedieval*- pertenecen a alguien sin órdenes sagradas, aunque formase parte de una fraternidad religiosa, como los Céli Dé?

¿Dos hermanos?
¿Dos hermanos?

Contra esta suposición va el que los primeros del clan tienen todos nombres “comunes” (Dúnadach, Éogan, Aedacán… Conn) y sin embargo algunos de ellos aparecen marcados como obispo o anamchara. Sin embargo, los escribas y erenaigh y hasta los anacoretas, casi que no cuentan como clérigos. Eso lo deja claro la obra de la Doctora Kehnel.

 


* Oh, sí: Cormac se llamaba también un famoso rey-obispo de Cashel. Pero Munster no entra en estas cuentas acerca de una gente de la Mitad Superior de Irlanda. La regionalización aquí si es importante.

Anuncios