Escozor y verdad


Estas dos entradas a cargo de Máster en Nubes me han gustado, no porque sean las únicas que reflexionan sobre “lo que hace falta”, sino porque lo hacen desde una gran sencillez y sensibilidad, precisamente la de una persona que lleva a Beara en el corazón.

Es curioso, siempre sIMG_20130320_173029on los otros los que tienen la culpa. Hoy que tanto se cacarea sobre “lo mal que está todo” (¿todo?) se tiende a olvidar los granitos de arena, o los bloques de hormigón, que hemos puesto todos para que el mal se extienda. Favorecer el mal es terriblemente sencillo, ¿nos damos cuenta?

Teniéndonos siempre por espejo del mundo -o por culo del mismo- no seremos capaces de ver dónde está nuestro error. Pero sobre todo: solamente veremos y escucharemos un ruido infernal que nos impedirá corregir lo que podemos corregir, lo nuestro.

Anuncios