Salir


Salgo poco a poco de la puñetera gripe. Ya no “llevo” esa escafandra que se ponen los virus cuando el anti-bio empieza a atizarles. Ya respiro mejor. La parte de mi familia que también estaba infectada, empieza a asomar la nariz. Abandono sensaciones (¡y pensamientos!) desagradables y echo de menos el salir un poco, el andar una horita y el oler cómo ha quedado el jardín-bosque después de un dia entero de lluvia.

Mañana es la Carrera Popular de Aranjuez (edición nº 30) y no podré tomar la salida… snif! Solo quería haber corrido durante unos minutos, pero con esta garganta & bronquios ¡ni pensarlo!

Somos una puñetera mota de polvo que cualquier legión 😉 de bichujos más pequeños que un pelo puede estropear. Menos mal que hay una cosa que se llama medicinas. El sol, la lluvia y el olor a invierno son (todavía) gratis.

Anuncios