Fantasía


Comparto con los lectores esta delicia.

La conocí hace años a través de una grabación de cassete que sabediós ande habrá ido a parar, como otras delicias enlatadas que poseía en mi juventud. Verla y escucharla de nuevo es… lo que es.

Por cierto, aquí la fuente -más sobria- de la que salió la fantasía. El blog (que seguiré) no tiene desperdicio, por lo demás.

Anuncios