Esperando las lluvias


Hoy me he levantado rara, como esperando las lluvias que se anuncian para mañana, ansiedad, fin del calor por este año. Tregua. Fin.

Solangianas en el JdP, a finales de invierno

Y para comenzar, sin saber por qué (bueno, sí: ahora lo diré) me he ido a mirar esta familia de plantas maravillos-áceas, de las que al menos hay dos ¿especies? en nuestros jardines. Las de la foto son solangianas:

La cosa es que el otro dia, en un paseo tardío por cierta aldea de La Montaña nos encontramos gran profusión de árboles muy parecidos, y discutíamos qué serían, si de esta especie o de otra. La verdad es que yo, en cuanto a especies, apenas puedo diferencia a la humana de algunas animales. Pero me gusta investigar a ver quién es quien en el mundo encantador de animales y plantas. El mundo “fantasmal” -no menos fantasmal que el nuestro, repleto de tecnología y gorgojos, como el suyo. Resultó que el árbol seguramente es un lauroceraso (3ª foto).

Así que hoy ha sido un día que me he levantado mirando estas imágenes, que comparto, para que experimenteis el mismo asombro que yo al ver las maravilláceas fantasmales que nos rodean.

Magnolia grandiflora3
Magnolia grandiflora
“acacia” de Constantinopla
Prunus laurocerasus macrophylla
Prunus laurocerasus macrophylla
Anuncios

4 comentarios sobre “Esperando las lluvias

  1. Muy bonitas las fotos. ¿ Donde encuentro los nombres de los árboles ?
    Porque la de las bolitas violetas, se parece mucho a los lauros de casa, y las dos primeras me recuerdan a las magnolias de casa de mi abuela . Que me encantaban, y planté aquí en el jardín, pero que no resistieron el primer invierno realmente frío…

    Me gusta

    1. Grñ! no les he puesto pie de foto ¿o no se ve? La primera son solangianas (estanque de Chinescos, Aranjuez); la segunda es un magnolio grandiflora (de wiki); luego viene la “acacia” de constantinopla (en realidad es “Mimosa” de las que se toca la hoja y se encoge) y la última es del lauroceraso que se ha usado de árbol ornamental en las casas y casonas, y es el que vimos en Liérganes… y el que tú dices, casi seguramente.

      Me gusta

      1. Muchas Gracias
        Tendré que probar con una solangiana, que , a diferencia de la magnolia, no parece que vaya a tener hoja en invierno, y es posible que resista el frío del tramo medio en el valle del Guadarrama. Que Aranjuez es mucho más caliente. Y volveré a probar con otro magnolio, pero lo pondré más pequeñito, a ver si se aclimata mejor. Hay muchos en jardines madrileños, pero son jardines protegidos por muros, cuasi patios, y con la humedad que les llega de las casas. Yo planté dos, buscando sitios resguardados, y con tierra buena, pero no crecieron casi en varios años, y
        al final se helaron.
        Y sí, el lauroceraso debe ser de los que tenemos en casa. Más duro que el alcoyano.
        ¡Muchas gracias !

        Me gusta

      2. Un placer si es hablar de árboles. Yo no tengo sitio para plantarlos, pero en mi “curriculum” quedan 3 roblecitos de Cantabria que saqué a flote en Irlanda (sembré 7 pero no todas las bellotas dieron fruto). Humedad no les faltaba. Los doné a una parroquia que iba a celebrar el milenario de su fundador, San Comghall. Luego, he plantado muuuchas encinas, tuyas anti-viento y algún que otro frutal, en tierra de otros. Y hubo un roblecito que plantamos en un sitio muy apartado y durante años lo estuvimos regando en secreto con agua del canal “robada” con una botella de gaseosa. Había que ir con la bici hasta allí (unos 5 km) y echar la botella con una cuerda a que se llenara en el canal… ¡aventuras!

        Me gusta

Los comentarios están cerrados.