Efecto lupa: decoración y reflexiones


Hoy estuve visitando la mini exposición gratis que estos dias veraniegos tiene el Thyssen. Un refresquillo artístico que no está nada mal para los que nos gusta el Arte de (casi) todas las épocas.

La expo trata de la importancia del espejo y del reflejo en la exploración de los límites del cuadro y de la representación. La representación idealizada de la realidad (Narciso y su fuente), la representación que imita la realidad (el Mundo Renacentista), la que deforma la realidad (siglo XX) y la que sugiere otra realidad (siglo XX y XXI).

Y justo cuando llego a casa, bajo el influjo de la exhibición, plas: me encuentro este anuncio de una “bobaduca” de la diseñadora noruega Kristine Five. Que además de juntar dos curiosos opuestos -agua y fuego- los combina de una forma muy creativa, extrayendo de ellos lo mejor, la luz.

Es una bobaduca, ya digo. Podemos hacerlo en casa sin ser diseñadoras noruegas. de hecho, lo primero que he pensado es regalarle algo así a una amiga, enamorada de las velas.

Pero me ha gustado como los reflejos de la luz en el vidrio, y de lo que se refleje en ese espejo hecho de algo tan simple (agua y vidrio) pueden aportar un puntito de asombro en nuestros entornos cotidianos.

Por cierto que llamar “bote” a una botella es… bueno, uso creativo del español…

El post entero, en Decoesfera: Una curiosa lámpara a partir de una vela y un bote con agua.

Anuncios

Un comentario sobre “Efecto lupa: decoración y reflexiones

Los comentarios están cerrados.