Otro domingo típico (meditación de ducha)


Pero con más calor que el anterior.

Por eso, lo de tomarse el café en la plaza no pintaba… Hoy ha tocado madrugar y echarse a correr. Estaba dejando la run-tina un poco de lado, cosa que me preocupaba porque ya había conseguido el empezar a subir cuestas sin dejarme el bofe en el primer paso.

CAM00240
No soy la de la sombrilla, pero la cuesta sí que la subí sin palmar

El fin de semana anterior me lo pasé triscando por tierras de Soria, volviendo piedras y doblando iglesias, que es una tradición muy mía. Menos mal que he encontrado con quienes compartirla. Como puede verse en esta foto, allá también hacía calor: lo que pasa es que las iglesias románicas son de por sí fresquitas, así que se agradecía el “fular”.

Hoy domingo, trotando por el JdP me habría venido bien un fular-toalla pa’ los sudores. Por lo menos he conseguido doblar los 3’30” y llegar a casa entera, aunque empapada. Con lo cual, se me ocurre que hay que dar gracias por el agua limpia y corriente que va por las tuberías: gracias al agua, a los fontaneros e inventores de tuberías, al Canal, a la ciencia hidráulica… ¡qué cosas se le ocurren a una en la ducha!

 

 

 

Anuncios