El hijo de la cautiva | Cultura | EL PAÍS


La película es buenísima, pero la historia que hay debajo es aún mejor. La diferencia entre ambas es lo que hace que una cosa sea “cine” y otra “realidad”, o, espera… una cosa “épica” y otra “historia”.

El hijo de la cautiva | Cultura | EL PAÍS.

Anuncios
  • Sin categoría