Begin the beginning

Begin the beginning


runner
Yo no soy esa

Este cuerpo ha empezado una rutina de entrenamiento para correr un ratito tres mañanas a la semana.

La rutina va encaminada a eliminar toxinas zicutrinas y adquirir endorfinas cuchulinas, muy útiles para escribir novelas, porque despejan la cabeza y afinan el ingenio. Nada más: ni maratones ni carreras públicas o privadas, ni cachas, ni tiempo record, ni acopio de kilómetros.

Eliminar toxinas sudando, coger endorfinas moviendo el corasao y el esqueleto. Sencillo, ¿eh? Como escribir una novela, de verdad. Precismente, la idea viene de que cada vez echo más tiempo a la tecla y la pantalla, o al boli y el papel, además de a leer. Eso es un peligro para la salud, teniendo en cuenta mi “natural” tranquiloide e hipotenso. El año pasado hacía Pilates, pero aunque es una actividad bonita, me resulta demasiado tranquila, sobre todo en las tardes calurosas de verano… Si, queridos: hay veranos calurosos, sobre todo en este puebro, no lo olvideis 🙂  Así que busqué algo dinámico y barato: ¡Correr!

misapas
Esas sí son mis ‘apatillas: con sus agujeros y tó

Me he propuesto llegar a 15 minutos seguidos en la semana decimocuarta.

Ha sido este señor quien me ha dado la idea con su optimismo (que no excluye los días malos) y su plan de ataque, que he adaptado a mi caso. También cuento con un arma secreta, un amigo de-toda-la-vida que es profesional del entrenamiento atlético y que, como buen amigo que es, está ahi para susurrarme utilísimos consejos.

Para los amantes de los records: ya estoy a principio de la tercera semana y he llegado a correr ¡3 minutos de seguido, uuuh!

Anuncios