Desobediencia retrospectiva – Una de Fernando Savater


No suele Mujerárbol publicar postes con entero contenido social de actualidad. No quiero entrar en el tejemaneje del cotorreo políti-soci de ahora, y menos si tengo en cuenta los vicios deste país de mis ardores. Será por eso que soy una “Paddy (¿Biddy?) de plástico” o, mejor, una irlandesa de terlenka.

Pero por esos mundos me he encontrado este estupendo articulillo de Fernando Savater que trae hoy la Fundación para la Libertad -a la que sigo y apoyo desde hace tiempo- y me ha gustado tanto que he querido traerlo para que, entre tanto guerrero galo y tanta cosa verde, mis lectores aprendan un algo muy importante: que los españoles estamos a un paso de hacer tonterías mu gordas, por la tontería de los bienpensantes y politicorris que en el ruedo son.

Así que lean, plis, disfruten con la palabra de Savater y mediten sobre lo que dice, que trae más cuenta. Destaco una frase, que la pongo entre la hojarasca que cae:

En nuestro país, las leyes son vistas como formas de violencia comparables a cualquier otra coacción ilegal: quien las trasgrede considera que sus motivos personales son tan válidos como los acuerdos colectivos de quienes pretenden hacerlas cumplir.

Y debería de estar muy claro que no es así.

Desobediencia retrospectiva – Fernando Savater | Fundación para la Libertad.

Anuncios

7 comentarios sobre “Desobediencia retrospectiva – Una de Fernando Savater

  1. De todas formas,estoy de acuerdo con la crítica que hace Savater de los que se escandalizan y llaman dictadura a esta democracia,pero no han sentido ninguna o muy poca indignación con todo lo referente al brazo político de los que se llaman a sí mismos “gudaris”

    Me gusta

    1. Ay, amiga. Esa sí que es una buena madre de cordero: la gente que se poner de perfil contra los guerreros esos… o contra otros, tal vez menos llenos de pinchos.

      Me gusta

  2. El problema surge cuando se empieza a percibir que las leyes no son una creación colectiva pensando en el bien común,sino la elaboración de una élite que sólo piensa en su propio beneficio.A partir de ahí,se puede llegar a al conclusión de que no son legítimas.Pero la culpa no es exactamente del que llega a esa conclusión,sino de los que,por su manera de actuar,llevan a las instituciones a su desprestigio.

    Me gusta

    1. Me parecen dos cosas distintas. Salvo en dictaduras dictatoriales (o sea, las fetén, no las soñadas) las leyes permiten suficiente juego como para que, a pesar de que parezcan “elaboradas por una élite en su propio beneficio” uno se pueda acomodar a ellas, respetarlas, escurrirse entre sus rendijas y no perjudicar/se ni perjudicar a nadie (ni a la ley) haciéndolo. Ahí entra en juego un elemento: la libertad del indivíduo y su “sabiduría” para el juego.
      La otra cosa es que haya individuos y colectivos que desprestigian las instituciones, que al fin y al cabo, son “elaboraciones sociales” y que pueden ser otras, modificadas por acuerdo entre individuos. De hecho, hay instituciones que desaparecen… cuando dejan de ser útiles… a la sociedad. No sé, meseocurre así a bote pronto antes de irme a toda prisa a comer.

      Me gusta

      1. Si ,en teoría,en la democracia existe la ley y todos somos iguales ante ella y podemos valernos de ella para defender nuestros derechos. Pero la práctica nos demuestra día a día cómo “algunos son más iguales que otros” es decir:que en función del dinero para contratar un bufete de aboagdos y en función de tus influencias las ley te vá a mirar de una manera o de otra.A veces esto no es así gracias al trabajo ímprovo de abogados tenaces en defensa de causas justas e imposibles,gracias a asociaciones etc.Si me preguntaran ahora si creo en la justicia tendría que decir que,por desgracia,no.Y sin ley no hay democracia.Desde luego no estamos en la dictadura de Franco ,pero el control es mayor de lo que pensamos.En situaciones de crisis económicas el capitalismo se deja de gentilezas y vá a lo que vá , :control de la información,de los medios de comunicación,recurrir al dinero del Estado para salvar sus muebles a costa de los ciudadanos que pagan sus desmanes …por desgracia es así y lo estamos viendo a diario

        Me gusta

      2. Esas formas de balancear la ley a favor de uno mismo han existido siempre (uno de esos poemas antiguos de los que hemos hablado se titula “Gozó Medb de un contrato a su favor”, ¡juas!), lo cual no quiere decir sino que deberían existir suficientes contrapesos para que, cuando eso suceda, restaurar la justicia siempre que sea posible. La democracia no es sistema perfecto, y, curioso, en tus frases finales “…control de la información,de los medios de comunicación,recurrir al dinero del Estado para salvar sus muebles a costa de los ciudadanos…” me ha sonado a alguna forma de socialismo realmente existente, histórico-estudiable y contemporáneo. Aprovecharse de la ley o de la opinión pública no es “capitalismo”, eso es manipular los mecanismos (del Estado, entre otros mecanismos) para aprovecharse individual o colectivamente, para ejercer el morrrrro.

        Me gusta

      3. “me ha sonado a alguna forma de socialismo realmente existente, histórico-estudiable y contemporáneo”
        Efectivamente;es que el capital es”liberal” cuando le interesa y cuando le van mal las cosas recurre al Estado al más puro estilo estalinista…reclama libertad de comercio cuando le viene o donde el viene bien,pero luego dicta medidas proteccionistas cuando le interesa.Su lema es ” socializar las pérdidas,privatizar las ganancias….” intervención cuando interesa y laissez faire cuando no les interesa.

        Me gusta

Los comentarios están cerrados.