El bosque habitado


Yo iba mirando a las ramas, con mi ojo nuevo, tan contenta.

No me di cuenta de que había salido una luna blanca, redonda y más brillante que antes; el brillo se debía a que mi ojo nuevo deja entrar más luz, aunque todavía no enfoca correctamente…
Y entonces, resulta que estaba en un bosque habitado.

El bosque habitado online – RTVE.es A la Carta.

Por seres que aún no han sido creados, o sí, pero no se ven. No se ven hace mucho tiempo.

Anuncios