Escribir


Esa cosa que a una le hace acostarse a las 3.

(Cuando estaba en Irlanda era a las 4 o las 5)

Eso que una espera que no sea una puñetera mierda una vez concluido, porque le costó un ojo (literal) el pensarlo, el armarlo, el escribirlo sin perderse por vericuetos aunque fuera página a página, el corregirlo recortando todos los adjetivos inútiles…

Escribir es bastante crudo. No hagais caso a los que dicen lo contrario. Además, el asunto de ser un poquito honesto y no dar Cóñigos Davinci en vez de aventuras sin fin, de esas que no se pueden dejar encima de la mesilla, es muuuy pero que muy jodidiel.

Contar historias y no engañar a nadie, solo una historia, no el Manual de Salvación del Mundo.

Aunque en la intimidad reconozcas que te salva a tí, un poco.

Si la novela es histórica, un poquito de documentación verdadera, no lectura en el libro de la ESO de tu ninio, es imprescindible. Además de intentar que los personajes no hablen como en las películas. Un “Hey, que guapa luces esta mañana con armadura” (como en este film*) puede echar a perder toda la magia medievaloide tan habilmente construída.

En fin, ninios, ¿qué puedo decir?

Lleva mucho tiempo y hay que pulirlo con tanta honestidad que a veces 100 páginas se quedan en una sola.

Escribir… ¡ya te digo! Aquí algunos consejos (via Notas para lectores curiosos).

Anuncios