Lo que hace la calor


Estos días de agobio suelen las cosas del mundo mondongo suceder más agobiantemente que cuando hace frío o cuando la lluvia limpia las ondas herzinianas… Por eso me parto de la risa con el autobombo gilipoyas -¿gilipoyas se acentúa? Si hija, con el tiempo- que se le ha dado al aniversario de esa cosa ilegal que hicieron unos cuando las elecciones del año pasado.

Pero claro, que desde El Tempranillo aquí lo ilegal goza de muy buena prensa.Y lo gilipoyas, dicho sea de paso.

Pero no era de ilegalidad de lo que quería hablar, sino de vendas en los ojos.

Divulgación:

  1. Esto
  2. Esto
  3. Esto otro.

Como si estuviéramos en el cole: 2+2=4, no hay más.

Y a todo esto: disfrutar de la belleza que es lo que de verdad llena el alma en los días de calores como estos.

Anuncios