El júrgol estomagante


Yo ya sé que es una passión, pero es una passión mas pessá que la de mirar fuentes barrocas, y, desde luego, mucho más agresivita para las fuentes barrocas del entorno.

Ya se que hay “grados”, pero los que reconocen los grados deberían de ponerle un poco menos de chicha a esa passión y/o mostrar que, con un poquito de dieta de passsión, también se pué vivir.

Que hay vida más allá de la passión y que passionarse tó los dias berreando delante de la tele y atosigando con los cláxones y los cohetes tó los días -no echo cuenta de lo de escalar fuentes barrocas- es una camellada, una jilipollez (si quereis, con g: gil-i-pollez) y una bunduná.

Si de lo dicho se desean pruebas teóricas (las empíricas son patentes) cambiar “el equipo Z ganó el partido H” por “el escritor Z publicó una nueva novela H” y vereis que impropio quedaría, en tal ocasión, berrear, tirar cohetes o escalar fuentes.

¡Aficionados al júrgol de la hEspaña hAspirada! ¡Iros a Marte de una puñetera vez!

Anuncios