Sobre pereza intelectual, recortes y desmotivación


… y “culpas” repartidas.

Lean tranquilos, no se me lancen a la yugular.

Si este artículo (y los impagables comentarios) les dejan descoyuntaos, entonces dejen un hueco y vayan a comer y luego se lean este otro.

Nunca nadie dijo tan bien las cosas que yo quisiera haber dicho.

A veces dan ganas… de recortar… las putas caenas.

Anuncios