Cambio de cabeza


La primavera altera la sangre y la savia. En mi caso, me despeina. De momento, este árbol que lo es sufre ventoleras de cambio y eterno deseo de mover sus raíces, que sus ramas ya se mueven bastante.

Para quitarme las penas, cambio de cabecera el blog. Ahora las fotos que se verán aleatoriamente son mías. No todas tienen la misma calidad, pero estoy aprendiendo. ¡Feliz primavera loca!

Anuncios