Llegó el otoño


Así estaba el liquidambar el año pasado (1/11)

Bueno… sssí, hace ya bastante que llegó el otoño y aún los árboles de mi Jardín no se han puesto como es debido. O sea: de distintos colores.
La culpa, al parecer, es de una bolsa de aire calentorro africano que nos sigue poniendo a 35 (y a mucho más en algunos sitios) a mediodía. O sea, hay que jjj…¡juas! con el otoño. El año pasado el primer día que vi los árboles amarillos -y también era un dia muy soleado- fue el primero de Noviembre.
Y es que ya vamos necesitando lluvia. Árboles y humanos, e híbridos de ambos.
Los castaño de Indias del Jardín hace tiempo que han dejado de preocuparse: están todos sin hoja desde Septiembre, feos, pelados y enfermos.
Así que el cambio de color en Mujerárbol es más una esperanza que el reflejo de una realidad.
Y un canto a la estación en la que todo está más vivo… pero por dentro.

Anuncios
  • Sin categoría