Santuarios célticos e inspiración artística


La noche del viernes he tenido la oportunidad de visualizar un estupendo reportaje sobre el yacimiento suizo de Mormont…
…un santuario céltico (la Téne; s. I AC) en el que se encontraron gran cantidad de objetos depositados en pozos de ofrendas: monedas, herramientas agrícolas y artesanas (tenazas de herrero, por ej.) restos animales que muestran trazas de haber sido sacrificados y finalmente restos humanos, que muestran indudables marcas y tratamientos de sacrificio.
El yacimiento, que se encuentra en una colina del cantón de Vaud, en Suiza, a medio camino entre el Lago Leman y el de Neuchâtel, ha llevado a los arqueólogos a plantearse la reinterpretación de sitios como el propio lugar de La Téne -que el concepto decimonónico suponía fue un campo de batalla- a la luz del material encontrado y de la significación simbólica del sitio.

Restos humanos amontonados en Mormont

En ambos casos, la acumulación de restos indica que se trataría de lugares sagrados en los que eran llevados a cabo sacrificios, así como la exposición trofeos o exvotos ya fuesen armas, cuerpos y restos de los animales sacrificiales. Los descubrimientos de Gournay sur Aronde y Ribemont (en territorio francés, aquí lo trató Mujerárbol) son otros ejemplos de lo que podría ser un lugar de culto céltico.
En Mormont se trata sin duda de un “centro” (¿del mundo?) en forma de colina, cuyos pozos, que pudieron estar techados de madera, constituyendo “edificios”, contienen restos de sacrificios de objetos y seres muy importantes para la comunidad.
El yacimiento ya ha sido destruido por la cantera de piedra caliza que hay en las proximidades, pero una excavación de urgencia llevada a cabo durante el invierno y primavera de 2007 (continuaron en 2008 y 2009) permitió rescatar objetos notables, como la sítula que contenía hachas de hierro; monedas, joyas, instrumental agrícola, así como gran cantidad de restos óseos de animales y humanos. Éstos, entre los que se encuentran niños y mujeres, habian sufrido distintos tratamientos en torno al momento de la muerte (extracción de las mandíbulas inferiores, enterramiento en cuclillas…) que indican una significación especial para la comunidad que los realizó.
Hay indicios de que algunos de estos restos se consumían como parte de banquetes rituales. No se sabe si los restos humanos también sufrían este tratamiento.

Una de las mejores cosas del reportaje fue su denuncia de lo poco que sabemos sobre la religión céltica real, no las pamemas de los neo-paganoides (a los que dedicó unos minutos de metraje, con un sentido muy crítico) ni las interpretaciones sesgadas por el romanticismo o el nacionalismo del pasado.

Lo que queda claro es que el “celta místico” no se sostiene a la luz de la arqueología… porque todavía no conocemos bien cuál era esa mística.
Eso sí, hay que tener en cuenta que muchos otros pueblos de la antigüedad acá y allá realizaban sacrificios humanos, y no por ello eran menos duchos en explotar sus recursos materiales y espirituales para crear civilización, hermosura y belleza dramática en las expresiones que de ellos nos han quedado.
Lo curioso es que, al ahondar en lo que concierne al yacimiento, me he encontrado con dos interpretaciones artísticas del mismo que me han llamado la atención.

Uno de los dibujos de Houot: interpretación de ritual en Mormont

Una está al servicio de la interpretación histórica de los hallazgos arqueológicos. Son los dibujos de color vivo y linea clara de André Houot que aparecen en el propio reportaje, a partir del encargo del director de la excavación de poner un escenario a lo que se estaba encontrando. Unos dibujos maravillosos de los que apenas he podido encontrar información -quizá otros puedan hacerlo mejor que yo- aunque en el site del realizador del documental pueden verse. Me da la impresión de que Houot ha desaparecido o existe algún problema con sus imágenes.

La otra interpretación es un trabajo llevado a cabo por la arqueóloga Isabelle Hefti: La colina y la Luna. En ella no solo hay un apartado donde se informa de todo lo concierniente a los Celtas y a Mormont, con una excelente bibliografía y claras explicaciones, sino que se juguetea con el paisaje de esta auténtica colina sagrada y con las dificultades y belleza de los sueños, dando como resultado un trabajo muy notable con dibujos, textos, videos y un sonido intrigante y continuo: el viento sobre la colina. Todo ello con el objetivo declarado de animar a los visitantes a proteger y amar sitios como Mormont y los paisajes, naturales y humanos, de ahora y del pasado, que lo rodean.

Así que, ya veis amigos: lo que da de si una noche de verano.

MÁS INFO:

Al parecer SE PUEDE BAJAR aquí. Lo digo porque Canal de Historia no va a reponerlo en los próximos días.

Powered by ScribeFire.
Anuncios

4 comentarios sobre “Santuarios célticos e inspiración artística

  1. Gracias amiga/o anónimo (¿Eres la propia Isabelle que hizo la página/película?) porque disfruté mucho con la página y me apenaba perderla. Ya oigo el sonido del viento…

    Me gusta

  2. Dos cosas. la primera es que el vínculo se ha roto ahora, no antes, porque funcionaba estupendamente y lo utilicé en otros sitios. Una pena, porque era muy bueno, tendré que rebuscarlo.
    La segunda: los blogs se alimentan de comentarios. Los comentarios sobre cosas de los blogs, ya sean positivas o negativas, técnicas o poéticas, se ponen en los blogs. Y punto.

    Me gusta

  3. Sepa usté, que el enlace al sitio ese de “La colina y la luna” está roto de toda rotez, da uno click en el enlace y lleva a un sitio que dice que no es posible encontrar nada.

    Lo digo así, sin adorno ni na, porque esto de decir aquí cosas que podría decir en OTRO LADO más directo, no me encanta.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.