Dublín prehistórico: antes de los vikingos


Este articulo lo acabo de leer entre mis feeds. El Dublín prehistórico va saliendo a la luz, demostrando que la zona era ya desde muy temprano un sitio bueno para vivir y prosperar, mucho antes de que llegaran los vikingos en el s. IX.


La cronología más antigua es del Mesolítico tardío y corresponde a unas barreras de zarzo en lo que sería una orilla fluvial, hoy desaparecida.

Reconstrucción virtual por Simon Dick

Las barreras fueron usadas de la misma manera que se haría muy posteriormente, en la Edad Media, como corrales o trampas de pesca (cf. artículo en MA sobre el asunto). Ramas de avellano y aliso se desbrozaron y tejieron para formar “tubos” que llevarían a los peces hacia cestas de mimbre, que los pescadores retirarían con la marea baja.
Los análisis de radiocarbono indican una fecha del Mesoítico en torno al 6100-5700 (cal BC*), pero se han encontrado nuevas evidencias del Neolítico Medio (3630–3370 cal BC).
En el actual distrito 7 de Dublin también se encontraron restos de un túmulo quemado correspondiente a la temprana Edad del Bronce (1938–1744 cal BC).
No se sabe cuál era el uso exacto de estos tumulos, que reciben el nombre “técnico” de fulach fiadh (digamos que “hoyo para cocinar”, el elemento más común del paisaje arqueológico irlandés), a pesar del nombre (medieval) que se les da. Casi todos se encuentran junto a lugares húmedos, lo cual permitía encharcarse al hoyo que normalmente traen asociado. Entonces, el agua se calentaba por medio de piedras calientes, que cuando se sacaban iban formando el amontonamiento característico. Usos como bañera o “sauna”, hueco donde hacer cerveza o teñir ropa se les han atribuido.

Este “túmulo” dublinés contiene restos de piedra carbonizada y carbón vegetal. Tiene unos 4m. de largo por 3,7 de ancho y 0,15 de profundidad. Aunque no hay evidencia de “hoyo”, sí se ha identificado la presencia de aliso, olmo y espino entre el carbón vegetal del yacimiento.
En Clancy Barracks, el distrito 8 de Dublín, se ha encontrado también una valla de zarzo de unos 130 m.

Valla de zarzo y de postes en la reconstrucción de un hábitat de la E. del Hierro

Consistía en un cerco de postes y adobe a corta distancia del río. Los paneles de la cerca eran de avellano, sostenidos por postes de sauce. La capa de basura que consolidaba el muro estaba dominaba por ramas de roble y castaño, con cantidades menores de aliso, olmo, espino y cerezo silvestre. Se ha datado en el Bronce tardío o la primera Edad del Hierro y su situación cerca del antiguo vado de Kilmainham puede ser significativa.
Otros restos de vallas de madera se encontraron en un sitio marcado por la confluencia del Liffey y uno de sus tributarios del norte, el Río Bradogue.
En una zona formada por arroyos, charcas y riachuelos hasta el s. XVI, se encontraron restos de un banco de grava aglutinada con madera y un sendero hecho de zarzo entrelazado, que se sustituyó después por una plataforma de ramas. La mayor parte de los objetos que se encontraron aquí eran también vasijas de madera tallada y torneada, todo datado en la Edad del Hierro, en torno al 160-60 BC.

(Via Irish Archaeology)
—————–

(* Siginifica datación calibrada)


Powered by ScribeFire.
Anuncios