Elecciones


Hace unas semanas, antes de que se liara el pollito con el movimiento de la Puerta del Sol (¿no podía ser en otro lado?), tenía yo pensado escribir alguna entrada sobre el tema electoral, sobre todo porque iban llegando a mi correo propuestas de lo más variopinto, extravagante y (a veces) razonable.

Y sobre todo por mi implicación en el asunto. 
Esta me llegó poco después de un (horrible) pps sobre lo indignante que es la corrupción de la casta política española. Indignante, cierto, pero el pps no iba más allá de la indignación.
La propuesta siguiente me pareció tan razonablemente expuesta que he querido compartirla con vosotros. Yo solo he añadido unos cuantos enlaces para que reflexioneis… ahora que las cosas se han puesto de distintos colores con lo de la Puerta del Sol.
¡Y que salga por Ande-quiera!
Tengo muy claro lo que haré: ir a no votar.
¿Que como se hace eso? Es muy sencillo.

  • No ir, abstenerse, aunque es una opción respetable indica desinterés por lo que nos rodea. La cultura de la queja está demasiado extendida para que la fomentemos con esta actitud. Hay que ir aunque sea a… a no votar. Y sí: la abstención no favorece la ruptura con el bipartidismo, porque aunque vayan a votar 4, los 4 votos se los repartirán los mismos pollos gordos de siempre. Ejemplo: Cata-la-uña.
    • Se va a votar PERO “no se vota” a nadie: se hace un voto nulo ó en blanco.
    Algunos opinan que el voto en blanco perjudica a los partidos minoritarios e independientes (ver aquí una explicación sencilla del porqué) puesto que es un voto que no se asigna a nadie, sino a los más votados. 
    Pero votar en blanco es una opción válida… sobre todo si después se sigue luchando para que el voto en blanco sea computable como tal y no se asigne a nadie, sino que resulte en escaños vacíos (voto en blanco plus). 
    ESTO ES MUY INTERESANTE en unas elecciones generales; menos en unas locales. Así que si quieres seguir en la brecha, estupendo, adelante con el voto en blanco plus.
    • Yo abogo por el voto nulo como una forma clara y manifesta de incredulidad/desconfianza en el sistema que no perjudica a los pequeños partidos y penaliza a los gordos. SOBRE TODO si se ejerce en elecciones generales. 

    Como estas elecciones no son generales, sino municipales/autonómicas, podemos ejercer de dos maneras distintas nuestro derecho al voto: votar una cosa en lo municipal y local -ahí entra el buscar a los pequeños e independientes, como preconiza #nolesvotes

    • El voto nulo plus: es para los acróbatas. El voto en este caso, se anula para precisamente el partido que más le gusta a uno. Esto se hace así PARA DARLE un toque de atención a que se moje en lo que dice defender, a que no pacte con alguno mayoritario para beneficiarse de las prebendas de este, para chupar mas subvenciones, para “hacer fuerza” (juas), etc. Es, también, un voto en cierta forma “idealista”.
    ¿Qué harás el día 22? 
    Yo lo tengo claro. 
    Sea como sea, ¡ojito! que no te quiten ese día.
    ******  MUJERÁRBOL links: ******
    Reflexiones razonables, divertidas y escogidas sobre el tema: 
    Powered by ScribeFire.
    Anuncios